BASADO EN HECHOS REALES

CXXXIX | LOS PRECARIADOS, UNA NUEVA CLASE SIN CLASE

MISTERHELLO
Jose Manuel Hernando Llorens

Director Creativo Ejecutivo Aleggria Comunicación

(TIEMPO DE LECTURA APROXIMADA: 3,2 mins.)

Los trabajos precarios que tradicionalmente estaban reservados a personas sin experiencia ni formación han dado un salto cualitativo y cuantitativo y están dejando fuera la mano de obra no cualificada. Se les llaman “precariados” y cada vez son más numerosos. Las consecuencias sociales y económicas de este fenómeno ya se están empezando a sentir, pero lo peor está por venir. Veamos. Leamos…

 

El otro día hablaba con un amigo sobre su hijo, al que no le apetecía seguir estudiando; el que su primo se esté sacando unas buenas perras como repartidor o yoquesé, le parece motivo suficiente como para plantearse abandonar el bachiller y lanzarse sin paracaídas al mundo profesional de los adultos. Su caso ni es nuevo ni único, la diferencia es que el concepto “precario” ha ascendido varios puestos en la escala social, y el no tener ningún tipo de preparación le inhabilitará incluso para acceder a los famosos trabajos basura. Porque si ni siquiera una persona formada puede escapar al “precariado”, qué posibilidades tiene uno que no la tiene?

Hablemos de lo que significa “precariado”. El término lo usó por primera vez en España Gaspar Llamazares en las elecciones del 2008  para referirse a las personas, con o sin oficio o formación, con trabajos temporales y de baja remuneración, que pasan largas temporadas desempleados. En su origen se asociaba a franjas de edad bajas en las que las necesidades económicas son de subsistencia, pero él mencionaba el hecho de que la media estaba subiendo de forma alarmante. Hace 11 años de eso y ciertamente hoy con la reciente crisis económica y la eclosión de las nuevas tecnologías, es una triste realidad presente, y futura…

Veamos ahora cómo se traduce este ser “precariado”. Si hablamos de contratación, precario es un formato de contratación a tiempo parcial o bajo las diversas modalidades que se inventan para no hacer fija a la plantilla. Salarialmente, precaria es una retribución que a duras penas cubre las necesidades vitales de la persona o la unidad familiar. Con respecto a la jornada de trabajo, precaria es una relación de rotación de turnos excesiva, movilidad geográfica absurda, de horas extras no retribuidas o con constantes cambios de funciones. Y por supuesto precaria es cualquier irregularidad laboral como no dar de alta en la seguridad social, la contratación como falsos autónomos dependientes, o contar con eternos becarios con más años que un tuno.

 

MISTERHELLO

Foto Original:

Cartel película «Los Miserables»

2012

Tom Hooper

Uno de los efectos derivados de esta precarización es el incremento de la siniestralidad laboral, ya que la elevada rotación, la fuerte competencia y los bajos presupuestos minimizan la importancia de conocer y aplicar las normativas de seguridad laboral vigentes. Por supuesto la precarización conlleva una merma e incluso pérdida de derechos laborales y sociales, ya que los empresarios fuerzan o se saltan las normativas vigentes a cambio de generar empleo. Y otro efecto importante es el deterioro físico y psicológico motivado por la incertidumbre ante su situación laboral de eterna inestabilidad.

Pero hay un efecto mucho más directo de esta precaria situación que yo denomino el “limbo de los twentis”. Cuando éramos jóvenes la mayoría de nosotros veíamos este tipo de trabajos como un medio rápido y fácil para costear estudios, y lo que no eran estudios, mientras nos preparábamos para conseguir un trabajo de verdad. El compromiso con la compañía era nulo y nuestra continuidad irrelevante. Pero hoy en día la cosa ha cambiado y empiezan a ser la única forma en que muchas personas ven el vivir o más bien, el sobrevivir.

Tomarse la vida en serio con menos de 1000 euros al mes y viviendo en casa de tus padres o en un piso compartido es posible mientras tu edad empieza con un número 2, pero no parece a priori una situación sostenible en el tiempo. Cierto es que la sociedad ha cambiado sustancialmente en los últimos tiempos y las prioridades de nuestra generación no son las de las venideras, pero dudo que su falta de interés por los modelos que sustenta cualquier sociedad no sean algo buscado sino tan solo, lo que se han encontrado. Y es que el viejo lema punk de los 80 “no future” está ahora más vigente que nunca. …

MISTERHELLO

Por lo que he visto, la implementación y revisión de las distintas reformas laborales en España no responden del todo a colores o ideologías, aunque sí parece haber una tendencia a la reducción del desempleo y el aumento de la precariedad laboral con gobiernos neoliberales. Sea como fuere, estamos a la cabeza de la precariedad laboral en Europa, y no parece que cambie la tendencia. Pero aunque nos creamos que nuestra Ley Laboral es nefasta, siempre puede ir a peor. Por ejemplo en Inglaterra existe una modalidad llamada de “cero horas” que permite contratar a alguien sin establecer ni un máximo ni un mínimo de horas de trabajo. Por supuesto ni cotizan ni cuentan con protección social. En Alemania existe un contrato llamado “minijob” que contempla menos de 20 horas de trabajo, unos 450€ de salario, y protección social reducida. A más de uno aquí se le haría la boca agua…

Desconozco si es causa o efecto pero el envejecimiento paulatino de las sociedades del primer mundo en España es superior al de la media Europea, de lo que se deduce que sea cual sea el problema derivado, en nuestro país va a ser mayor. Parece que la reserva espiritual de occidente además de espiritual, también está dejando de ser reserva, y nadie tiene muy claro hacia dónde vamos. Lo que es más que evidente es que lo de tener hijos es algo reservado para las clases pudientes que cada vez más, son las menos…

Dicho todo esto, Adry, chaval, no elijas ser “precariado”. Estudia para ingeniero de teleco o carpintero. Fórmate como fisioterapeuta o piloto de aviones. Prepárate unas oposiciones para militar o bibliotecario. Hazte diseñador gráfico o músico de videojuegos. Lo que sea, pero haz y hazte. Porque de verdad, nadie sabe hacia dónde nos va a llevar el futuro pero si no vas con él, estás fuera. Yo no gano nada diciendotelo pero tú puedes perder mucho no haciéndolo, así que tú verás, porque lo verás. Nos vemos en la pachanga =)

Porque esto es misterhello y estamos para eso, para hablar de comunicación interna de una forma diferente.¿Hablamos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres que te avise cuando saque un nuevo post?

Introduce tu email y serás el primero en enterarte de mis novedades!

¡Gracias! Te llegará un email para confirmar tu suscripción

Pin It on Pinterest