PENSANDO PENSANDO

C | MENTIR EN TU CV PUEDE SALIRTE CARO, MUY CARO, O NADA. SOLO ES CUESTIÓN DE ECHARLE CARA?

MISTERHELLO
Jose Manuel Hernando Llorens

Director Creativo Ejecutivo Aleggria Comunicación

Cumplimos el post 100 y lo hacemos con un tema de actualidad gracias al supuesto Master de la Presidenta de la Comunidad de Madrid. Muchos dicen que no tiene tanta importancia, y yo no estoy de acuerdo, pues más allá de perder los papeles o no encontrarlos, lo que he visto investigando es que además de ilícito e inmoral, falsear titulación es ilegal y puede salir muy caro al  que lo ha hecho, o nada, dependiendo de quién lo haya hecho…

 

La responsabilidad de comprobar la veracidad de la titulación exigida y presentada en el cv es del área de selección de la empresa y por lo que veo y me cuentan, en las grandes empresas es una práctica habitual investigar la veracidad de lo que dicen o escriben los solicitantes en su cv, y algo bastante menos común en el resto, ya que no cuentan ni con los conocimiento ni los profesionales para ello.

Ahora que se lleva tanto esto de la transparencia, es algo muy valorado el que sea el propio candidato el que acredite original de las certificaciones por voluntad propia, lo cual evita incómodas situaciones para ambos. Pero si a demanda del seleccionador no pudiera acreditar esa certificación o fuera descubierto en perjurio en el momento de la selección, simple y automáticamente queda fuera del proceso. Y si una vez contratado se demuestra la mentira o la falsedad, la ley lo contempla como despido procedente, por lo que la empresa tiene derecho a rescindir el contrato sin indemnización.

De todas formas ha de quedar claro que alterar un cv u omitir un dato no es algo ilegal, pero falsificar la documentación que lo acredite, sí. Mentir puede afectar gravemente la reputación profesional del individuo, pero falsificar puede ser delito de cárcel. Como es el caso de una profesora de patinaje de Lleida que en 2016 fue condenada a seis meses de prisión por falsificar un carnet que la acreditaba para dar clase, supuestamente expedido por la Federación Catalana de Patinaje. O a un instalador eléctrico de León que fue condenado a nueve meses de prisión por falsificación documental al descubrirse que el carné con el que operaba era falso. Aunque hay gente con más suerte como una funcionaria de Ciudad Real que simuló una titulación universitaria para acceder a un puesto, y fue absuelta porque el delito había prescrito ya que se descubrió el engaño cinco años después de haberse producido.

mentir en tu cv

Foto Original:

Cartel película “Mentiras arriesgadas”

1994

James Cameron

Nuestro Código Penal contempla penas distintas si el autor es un funcionario público o un profesional particular, entendiendo por falsificar el alterar un documento en todo o parte, o simularlo de manera que induzca a error sobre su autenticidad. Cuando el autor de los hechos es un funcionario público o autoridad, el artículo 390 del Código Penal prevé una pena de prisión de tres a seis años, multa de seis a veinticuatro meses e inhabilitación especial por tiempo de dos a seis años. Y si es particular, éste será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses, aunque el veredicto final lo dictaminará un juez.

Al igual que con otras cosas, yo no creo que sea lo mismo exagerar, obviar o trastocar determinados aspectos de un cv para ayudar al candidato a mejorar o ajustar su perfil profesional, que mentir deliberadamente atribuyéndose unos conocimientos o una experiencia que no tiene. El decir que decir que cuentas con mayor nivel de inglés o de conocimientos de programas informáticos de lo que tienes en realidad te puede ayudar a ganar tiempo para aprender mientras se dan cuenta de que no sabes. Pero mentir sobre saber chino, marketing o filosofía, o tener experiencias dirigiendo equipos es cuestión de tiempo, poco, el ser descubierto. Y el daño profesional dependiendo del sector, puede ser irreparable. Por supuesto no hablo de comportamientos criminales como los que ejercen como médicos, abogados o arquitectos de forma clandestina y que con tanta crudeza nos muestran los programas de televisión. Eso es otra discusión que no me interesa…

Desde el otro punto de vista está la obligación de dar datos sin que haya consentimiento por parte del nuevo empleado. Según la ley de protección de datos cada individuo tiene derecho legal a proporcionar u obviar datos según cada uno estime, tanto de su vida profesional como personal. Es decir, que un candidato se puede negar a proporcionar una información si así lo estima oportuno u omitirla sin incurrir en ningún tipo de delito ni similar. Incluso durante la entrevista puede negarse a responder preguntas que le hace el entrevistador si así lo estima oportuno sin que ello en teoría, deba repercutir en el proceso de selección.

En resumidas cuentas, mentir no es ilegal pero sí inmoral, y aunque no con lleva ningún tipo de carga jurídica, legalmente se considera despido procedente. Falsificar cualquier titulación o no acreditarla es ilegal, y no solo supone la inmediata destitución del falsificador, sino que además conlleva pena de cárcel y/o multa. Aparte de todo esto, el daño profesional que hace una mentira es irreparable, por lo que antes de aventurarse a mentir o falsificar algo en un cv, hay que tener muy claro lo que se hace. Bueno, salvo que seas político, que entonces todo vale, todo se perdona, todo se justifica y todo se olvida. No obstante y para no caer en mensajes tendenciosos y populistas, otorguemos el beneficio de la duda y creamos en la presunción de inocencia de la persona que ha abierto el debate y este post, no?

Porque esto es misterhello y estamos para eso, para hablar de comunicación interna de una forma diferente.¿Hablamos?