PENSANDO PENSANDO…

CLIX | SI ME TOCARA LA LOTERÍA ¡DEJARÍA DE TRABAJAR…?

MISTERHELLO
Jose Manuel Hernando Llorens

Director Creativo #ATREVIA

(TIEMPO DE LECTURA APROXIMADA: 4,5 mins.)

Hay una pregunta que muchos nos hemos formulado a veces sin verbalizar, cuanto dinero hacer falta para dejar de trabajar? La respuesta es obvia; depende de tus expectativas de vida posterior, tus cargas familiares, tu momento vital, tu habilidad para generar más dinero… Ahora que viene ese momento del año en que confundimos ludopatía con altruismo aunque la estadística no lo corrobora, todos soñamos con ese cambio de rumbo que nos daría un soplo de suerte. En este post reflexionamos sobre este tema del soñar y el despertar. Veamos. Leamos…

El otro día vi una película coreana que trasladaba una llamativa premisa por lo que de simple y acertada tenía: los pobres tienen sueños y los ricos, planes. Cierto, por eso los pobres participan tanto en juegos de azar, porque ya se ven proyectados en la riqueza sin que medien planes por medio. Y sí, los ricos también lo hacen, pero eso seguramente sea por un problema de pobreza mental. La película se llama “parásitos” y por supuesto te recomiendo la veas si no lo has hecho ya. Pero este post no va de bacterias ni de virus, sino de reflexionar sobre sueños, realidades, planes y vida. Porque hay que estar preparados para que personal y laboralmente, nuestros sueños se hagan realidad…

Y es que llega la navidad, momento en que por compromiso, costumbre, superstición o deseo, todos jugamos a la lotería. Famosas son las conversaciones de máquina de café alardeando con los compañeros sobre lo que harían si este año, les tocara el gordo. La mayoría con gran arrojo confiesan abiertamente que mandarían a su jefe (curiosamente no se suele mencionar la empresa…) a tomar, como decía mi abuela que era muy fisna ella, por donde amargan los pepinos. Y entre risas y asentimientos de complicidad, todos creemos lo mismo. Pero, de verdad te puedes retirar si te toca el gordo de navidad? Pues tengo una mala noticia, la respuesta es breve y directa, no…

Para que hagas tus cuentas. Desde el 2013 las lotería están grabadas con un 20% de impuestos. Y lo que no son loterías dependiendo de cada comunidad, hablamos de un incremento del IRPF por lo que hay que restar además un 55% . Además hay que tener en cuenta el impuesto de patrimonios (depende de la comunidad) que puede ser un 2,5% anual. Por supuesto a considerar intangibles como la inflación, el TAE, la regularización retributiva o los cambios legislativos. Al dejar de trabajar dejas de cotizar a la seguridad social, con lo que si quieres estar protegido sanitariamente deberás contratar un seguro privado, que puede suponerte entre 1.000 y 2.000€ por cabeza anual. Tampoco tendrás pensión, por lo que deberás prever dinero para tu jubilación. Y una larga lista de factores que no contemplamos como el llenar momentos de ocio, cumplir sueños propios y ajenos, incrementos en conservación y manutención, favores…

MISTERHELLO

Foto Original:

Cartel película «El violinista en el tejado»

1971

Norman Jewison

Soñar está bien, pero vamos a hablar de estadísticas. Hace unos años National Geographic publicó un artículo de lo más curioso con porcentajes sobre muertes made in USA. Si lo cruzamos con las probabilidades de que nos toque el Euromillón (una entre 116,5 millones), significa que más fácil que te toque es morir por el ataque de un tiburón (1 entre 3,7 millones), que nos caiga un rayo (1 entre 700.000) o fallecer por el impacto de un meteorito (1 entre 250.000). Si lo trasladamos a loterías menores tenemos más probabilidades pues la de la primitiva es de 1 entre 140.000, la lotería nacional 1 entre 18.000, y la once 1 entre 100.000. Y lo sabemos y seguimos echando porque aunque remota, la posibilidad es real, y como dice el acertado claim de una de ellas, “y si toca el nuestro…?”.

Además soñar es muy barato. El gasto medio de lotería de navidad por cabeza el pasado año fue de 60 euros, más o menos el importe de un Ribera del Duero Yotuel del 2011. Por supuesto hablo del ciudadano medio, no de los ludópatas. Recuerdo una persona que conocí no hace mucho que presumía de las veces que le había tocado la lotería. Cierto es que el porcentaje era extraordinariamente superior en cantidad y cuantía a la media, pero yo que soy más de mirar al suelo que al cielo no alababa su suerte sabiendo que había más trampa que cartón. Hasta que un día descubrí que el coste que destinaba a juegos de azar era similar a la renta per cápita de un país del segundo mundo. Estadística pura…

Volvamos al tema que nos atañe. Para que nos hagamos a la idea, si queremos vivir más o menos bien sin trabajar, hay que echar unos cuantos números. Tomemos como punto de partida por ejemplo, establecer unos ingresos equivalentes a un salario anual de 12.000 euros, que sin estar extraordinariamente bien, no está para nada mal. A esto hay que sumarle todo lo que hemos hablado antes de hacienda, impuestos, seguro privado, coche y casa nueva (que cae en un 65% de las ocasiones), un incremento en el ritmo de vida… Si movemos el dinero de forma conservadora podemos obtener hasta un 5% de intereses anuales, y si somos más arriesgados hasta un 20%. Y por supuesto, aunque suene macabro, calcular los años que te quedan de vida. No voy a hacer muchos números más, pus la realidad es más que evidente. Teniendo en cuenta la media de vida española, para vivir sin trabajar con 35 años tendrías que ganar un premio de 1.200.000 €. Y si tienes 55, uno de 800.000€, y esto sin pensar en grandes lujos. Teniendo en cuenta que con el gordo ganas 400.000 euros al gordo, a que ya no suena tan bien?

MISTERHELLO

Y si, lo triste es que no hay que echar muchos números para ver que por mucho dinero que parezca, lo normal es que sirva para tapar agujeros, darse algún capricho y mejorar un poco el nivel de vida. Pero lo curioso es que si preguntas a la gente, 8 de cada diez dicen que dejarían el trabajo sin pensarlo. Y de esos, el 26% lo harían definitivamente, el 28% dimitirían para montar su propio negocio, y el 23% restante para darse un tiempo y buscar su verdadera vocación profesional. Curioso esto de los sueños, pues la realidad es que cuando pasa y se es el feliz ganador del premio de lotería, ni el 5% de los casos dejan la compañía. Esto es una gran noticia pues según veo por ahí, más del 60% de las personas que dejaron su trabajo con premios de lotería, fracasaron estrepitosamente. Y es que como le dijo la dijo la niñera a Orson Wells en Ciudadano Kane; “Lo peor de los sueños es, que a veces se cumplen”…

Pero las cosas pasan, y pasa, te toca la lotería. Y  ahora qué?. Pues al contrario que con la política (que opinamos sin tener ni idea) lo normal es ponernos en manos profesionales y depositar toda nuestra confianza en el Director (con mayúscula) de la sucursal del barrio, para que haga realidad nuestro sueño de vivir de las rentas. Y creyendo que tenemos un plan, confiamos. Pero la realidad tiene nombre y apellidos;  “preferentes” “multidivisa” “subprime” “afinsa”… Y es que olvidamos que aunque así lo diga la publicidad, los bancos no tienen asesores, si no vendedores. Pero bueno, mejor ellos que los falsos Midas que convierten el plomo en oro, o los familiares iluminados que convierten el oro en plomo. Pero no quiero ir por ahí…

Mi reflexión final va más por el tema de los planes y que por el de los sueños. Porque creo sinceramente que estando muy bien el que toque la lotería y dejar de trabajar, mejor es soñar que toca y seguir trabajando. Y es que en cierta forma soñar es lo que nos hace levantarnos cada día de la cama. Pero en mi caso particular yo además necesito tener planes. Y es que me vais a llamar idiota pero si yo juego a la lotería es porque sé que no me va a tocar y sé de lo que hablo. Vivir el nacimiento de internet fue para mí una lotería pues me permitió acceder a una base ilimitada de libros, música, cine, comics de forma instantánea y gratuita. Pero arruinó mi vida, intelectual, pues olvidé que el camino es muchas veces el destino. Con la vida, laboral, pasa lo mismo; si solo se visualiza el destino, se borra el camino. Es como ver un partido de tenis mirando el tablero de resultados. Y termino. Ten sueños, pero si de verdad quieres que la vida tenga sentido, sobre todo ten planes. O por lo menos eso pienso yo. Y tú?

Porque esto es misterhello y estamos para eso, para hablar de comunicación interna de una forma diferente.¿Hablamos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres que te avise cuando saque un nuevo post?

Introduce tu email y serás el primero en enterarte de mis novedades!

¡Gracias! Te llegará un email para confirmar tu suscripción

Pin It on Pinterest