BASADO EN HECHOS REALES

CVI | 10 PREGUNTAS PARA SABER SI TIENES ESTRÉS O SIMPLEMENTE, ESTÁS ESTRESADO…

MISTERHELLO
Jose Manuel Hernando Llorens

Director Creativo Ejecutivo Aleggria Comunicación

Estoy por conocer a alguien que diga no estar estresado. Parece la constante de nuestros tiempos. Pero igual que decir que estás un poco depre no es estar deprimido, estar estresado no es tener estrés. Aquí enuncio diez síntomas básicas para saber si de verdad tiene estrés, porque sus consecuencias no son para tomarlo a broma…

 

En física, estrés es la presión que un cuerpo ejerce sobre otro y en biología, una reacción de lucha o huida. Laboralmente no hay que confundir estar quemado con estar estresado. Estar quemado es mostrar cierto resentimiento o disgusto por tu realidad laboral o/y personal, pero sin que vaya más allá de una conversación de máquina de café. Estar estresado es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo ante una amenaza externa que nos está obligando superar nuestras propias capacidades físicas, emocionales o intelectuales.

Hay dos tipos de estrés, el agudo, que es el que tiene cualquier persona sometida a momentos de alta intensidad pero poca duración, tras los cuales vuelve a tender a la estabilidad. Y el crónico, que repite la intensidad con tanta frecuencia que no deja al organismo recuperarse, por lo que entra en cuadro clínico de enfermedad. El primer tipo es bastante habitual, y no suele dejar secuelas físicas, intelectuales o emocionales. Pero el segundo produce tal estado de desgaste y agotamiento, que acaba produciendo daños irreparables en el cuerpo y mente del afectado y por ende, en su vida personal y profesional.

Para saber si tienes o estás a punto de tener un estrés crónico, analiza y responde sinceramente a estas preguntas. Cuantas más respuestas positivas tengas, más cerca estás de la zona de peligro del estrés crónico.

estrés laboral

Foto Original:

Cartel película “A todo gas”

2001

Rob Cohen

  1. Cada vez te cuesta más tratar con las personas que convives personal y laboralmente, a los que sometes a tus cambios repentinos de caracter?

  2. Tienes problemas de sueño, duermes poco y mal, te despiertas muchas veces y cualquier ruido te molesta?

  3. Tu salud baja varios puntos en tu lista de prioridades, postergando visitas al médico o atenciones de salud sin motivo ni fecha?

  4. Has dejado de tomar decisiones saludables como alimentarse adecuadamente, hacer ejercicio regular o incluso rutinas higiénicas?

  5. Te estás alejando de tus aficiones o de tus amigos, tal vez porque lo consideras poco relevante o sencillamente porque crees que no tienes tiempo, y en el fondo te da un poco igual?

  6. Estás detectando manifiestos malestares físicos como contracturas musculares, dolores de cabeza, problemas digestivos, cansancio o incluso obesidad, y no haces casi nada por paliarlo, mitigarlo o pararlo?

  7. Tienes dificultad para concentrarte en un trabajo concreto, abordando varias actividades a la vez incluso cuando se supone que estás descansando?

  8. Sientes que no tienes tiempo para nada y así lo comentas constantemente, y lo utilizas como justificación ante cualquier solicitud que te aleje de tu responsabilidad laboral?

  9. Te has vuelto tendente al pesimismo y al victimismo, tiendes a subestimar a casi todo el mundo y aunque lo ocultas, tienes problemas de autoestima?

  10. Y sobre todo y lo más importante, no reconoces nada de lo anteriormente expuesto?

Dicen que un poco de estrés es bueno y debe ser verdad, porque las mejores ideas se producen en tiempos de guerra. Pero esto no es como el colesterol, que lo hay bueno y malo. Si hablamos de estrés laboral, aquí no estamos en guerra con nadie salvo con nuestra mente, sin duda nuestro peor enemigo. Y el cuerpo, que es pura física y química, reacciona ante la tiranía del cerebro boicoteando nuestros sistemas vitales.

Ante una situación de estrés prolongado lo primero es admitir que tienes un problema, y una vez asumido parar, reflexionar, y actuar. Recuperar viejos hábitos, hablar con olvidadas amistades, perseguir viejos sueños, revisar prioridades, puede que no sea la solución pero dejar de cavar, es un buen comienzo para salir del agujero. No?

Porque esto es misterhello y estamos para eso, para hablar de comunicación interna de una forma diferente.¿Hablamos?