BASADO EN HECHOS REALES

CXXVII | LA GRIPE TE PUEDE DEJAR SIN FUERZAS, O SIN NÓMINA…

MISTERHELLO
Jose Manuel Hernando Llorens

Director Creativo Ejecutivo Aleggria Comunicación

Contraer la gripe es bastante común, y más en estos tiempos. Pero más allá del deterioro que produce en el paciente supone también un daño económico considerable por el elevado índice de absentismo laboral real, o forzado, que conlleva. En este post intento poner el problema en situación y hablar de derechos y deberes de empresas y profesionales ante la considerada, gran pandemia del siglo XXI. Porque las consecuencias van más allá de la salud física de las personas. Veamos. Leamos…

 

Según nos bombardean los medios de comunicación, en el 2019 la gripe está adquiriendo categoría de pandemia. Durante el pasado año afectó a más del 10% de la población, y este año promete ir a más. Y según apunta un informe de Adecco sobre absentismo laboral publicado el pasado año, el coste directo para las empresas debido a esta causa fue de 6.218,56 millones de euros, a lo que podemos sumar un importe de coste de oportunidad de 63.577,16 millones de euros, lo que puede representar el 5,46% de nuestro PIB…

Y en gran parte causante de estos datos parece ser que es la gripe, el factor vírico que más absentismo laboral produce en nuestro país con aproximadamente una de cada cinco bajas. Y aunque no es el que implica una baja más prolongada (la anorexia nerviosa puede llegar a los 120 días de baja), ni la más común (las enfermedades musculoesqueléticas representan el 73% de las bajas por enfermedad), el 25% de las personas con gripe toma una semana mínimo de permanencia en la cama para curarse. Además los remedios farmacológicos tardan una media de dos semanas en hacer un efecto curativo total, lo que hace que el rendimiento laboral baje notablemente entre la población afectada.

Según el Instituto Nacional de la Seguridad Social, los españoles pasamos más de 40 días al año de baja por enfermedad. Un informe de Randstad del pasado año, decía que más de medio millón de personas al día falta a su puesto de trabajo por baja médica. Estos porcentajes tan elevados nos puede hacer pensar que más que enfermedad, mucha gente lo que tiene es jeta, y parte de razón hay. Las reformas laborales implementadas a principios de esta década y la crisis económica redujeron en más de un 13% el número de bajas laborales. Hoy en día entre un 10% y un 15% de las declaradas bajas por enfermedad, son considerados fraudes. El resto, se las supone reales…

valores corporativos

Foto Original:

Cartel película «Inception»

2010

Christopher Nolan

Lo que hay que pensar es que efectivamente, todo el mundo tiene derecho a tener una gripe y curarla en casa, pero como todo en la vida, los abusos han hecho que las leyes se revisen para evitar este tipo de fraudes donde más le duele a la gente, en el bolsillo. Concretamente la ley modificada de 2015 establece que el periodo de solicitud de baja por gripe es de una semana. Esta misma ley establece cosas tan curiosas como que el equivalente por abuso de alcohol de 4 días, por acné de 7, o por flatulencia de 4. La ley también determina el porcentaje a cobrar durante el periodo de convalecencia, lo que ha originado que muchos se replanteen el acudir o no a su puesto de trabajo, independientemente de que tengan mala o mucha cara.

Antes de nada, hay que entender la diferencia entre falta puntual y baja continuada. Se considera puntual la que no supere los tres días de ausencia, en cuyo caso el trabajador tan solo deberá presentar el justificante médico. El que reciba o no sueldo durante ese periodo dependerá del convenio, pero lo normal es que lo cobre sin más. Pero si la baja supera esta barrera de los tres días, cosa que parece ser el caso de la gripe, se considera incapacidad temporal, y esto sí afecta sustancialmente a la nómina. Del día 4 al 15, la empresa abona el 60% de la base reguladora. Del 16 al 20 es la Seguridad Social la encargada de pagar este 60% al trabajador. Y a partir del día 21 se cobra el 75% de la base reguladora…

Una de las herramientas para que los empresarios puedan detectar si están siendo estafados por una falsa baja laboral es mediante el uso de los servicios de un detective privado, aunque en el caso de la semana de la gripe, seguramente no justifica el gasto. Pero si alguien decidiera hacerlo, saber que es una prueba legal ante un juez, y que es delito, con lo que además de suponer un despido más que justificado, puede tener implicaciones legales serias. Pero no quiero ir por ahí. La moralidad de cada uno lo dejo para cada uno…

valores corporativos

Está claro que la mejor arma es la prevención, y parece que en la vacunación está la respuesta. Más allá de teorías consparanoicas, año tras año se baten records de vacunación. Y aunque está demostrado que uno de cada cinco casos de gripe se podría haber evitado vacunándose, su cobertura sigue siendo baja con respecto al total de la población. Es por ello que muchas empresas han tomado la iniciativa y están empezando a realizar campañas de comunicación interna para invitar a las personas a vacunarse. Pero lejos de ser una acción puntual, deberían integrarlo dentro de sus políticas de mejora de seguridad y salud laboral para que de verdad, sea efectiva.

No hay que olvidar que la gripe se transmite por contacto, por lo que lo más importante es concienciar y concienciarse de que si de verdad (de verdad) se tiene gripe, lo mejor es quedarse en casa para no ser un multiplicativo exponencial del  problema. Pero antes de llegar a ello, hay que impulsar medidas para prevenirlo. Por ejemplo, algo que suena tan raro como educar en normas higiénicas tan básicas como lavarse las manos es vital, ya que es una de las principales vías de contagio de la gripe. Hacer campañas para fomentar la vida sana, el deporte, la alimentación equilibrada, es una buena base preventiva para combatir el virus. Y mantener una política de vigilancia continua con revisiones periódicas nos ayuda a detectar y atacar las enfermedades con premura, reduciendo los tiempos de recuperación y los riesgos de contagio.

Cierro el post con una serie de Netflix que sin venir mucho al caso viene mucho al caso. Se trata de Baja por enfermedad (sick note)  una ácida comedia negra inglesa políticamente incorrecta sobre una persona a la que le detectan cáncer por error, y que hace del absentismo laboral una forma de vida, entre otras cosas. Seguro que cuando la veas te acordarás de lo que digo, y si no, por lo menos te aseguro que habrás pasado un rato de lo más agradable…

Porque esto es misterhello y estamos para eso, para hablar de comunicación interna de una forma diferente.¿Hablamos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres que te avise cuando saque un nuevo post?

Introduce tu email y serás el primero en enterarte de mis novedades!

¡Gracias! Te llegará un email para confirmar tu suscripción

Pin It on Pinterest