DESDE LA AGENCIA

CXC | LAGRANCONVERSACCION; RECONEXIÓN EN TIEMPOS DE DESCONEXIÓN

MISTERHELLO
Jose Manuel Hernando

Director Creativo #ATREVIA

(de nuevo confinado…)

 

Tiempo de lectura estimada: 3,5 minutos

¿Qué priorizan ahora las compañías? Qué esperan de sus trabajadores? ¿Cómo les motivan? Y las personas, cuáles son sus prioridades? Cómo están de engagement? ¿Se sienten parte activa de la recuperación? Creemos que no, pero vivimos un momento de desconexión entre compañías y personas, y buscar el consenso entre intereses, posibilidades y necesidades de ambos es fundamental para la necesaria reactivación económica. En este post hablo de una metodología de escucha activa que estamos impulsando desde la agencia, para ayudar a las compañías a acelerar la recuperación y fortalecer el engagement en estos tiempos inciertos. Le llamamos lagranconversaccion, y ya estamos empezando a ver resultados con algunos clientes. Veamos. Leamos…

Cumplimos medio año de pandemia, y si con la excusa de arreglarlo el gobierno no se lo carga, el teletrabajo parece que ha llegado para quedarse. Cierto es que al principio su eficiencia sorprendió hasta a los más escépticos, pero  estos seis meses de aclimatación, expectación e incertidumbre se están cobrando su peaje en forma de agotamiento y desenganche, a pesar de los esfuerzos de muchas compañías por mantener el nivel de enganche en modo ON. Y a todo esto hay que sumarle el momento ERTE, que hace dudar de la declaración de BFF más sincera. Y el no saber si vamos a hacer la cena de navidad con la familia por teams no ayuda mucho a mejorar la situación, la verdad.

Creemos y seguramente sea verdad, que vamos entre mal y fatal. Y es lo que tiene la incertidumbre, que nos ponemos en lo peor y como el propio covid, el pesimismo es altamente contagioso y nocivo. Y eso hace que cambien las prioridades, de personas y de compañías. Lo malo de los buenos tiempos es que no sabes que son buenos hasta que no pasan. En esos buenos tiempos, llamémosles BC (Before Covid), la prioridad de las compañías era buscar la felicidad y el bienestar de las personas. Pero en estos momentos de IC (InCovid), la letra de una famosa canción marca en orden las prioridades que en teoría siguen personas y compañías; tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor… ¿Lo conoces, verdad? Pues eso. Lo que sea lo que pase en la era AC (AfterCovid) no lo sabe ni la bruja Lola, que lo sabe todo, todo, todo.

Suena coherente. Lo de que la protección sanitaria ocupa el primer puesto de interés para todos es lógico, y el que la recuperación económica le siga de cerca es más que lógico, por lo menos para las compañías. Y bueno, digamos que lo de la felicidad, el bienestar y todo eso puede ser algo que buscan las personas, pero no parece estar en los primeros puestos de la lista de TO DO’s de las empresas. Y aquí es donde empieza el problema, pues si no alineamos lo buscado y lo esperado por ambos, nunca llegaremos a un punto de encuentro y por tanto, entramos en la fase del desencuentro. Vaya, y ahora que tenemos que estar más alineados que nunca, lo último que necesitamos es empezar a derivar por la tangente y desgastarnos en discusiones bizantinas de quítame de allá esas pajitas de derechos y deberes…

lagranconvesaccion
Foto Original:

Cartel película «Reanimator»

1985

Stuart Gordon

Sí, todos estamos un poco cansados del dichoso COVID pero tal y como he dicho en posts anteriores, lejos de estar cerca de finalizar, parece que su conclusión se alarga más allá de lo imaginable. Y aunque tengamos una visión muy peliculera de la vida, el mundo real no es como en “Qué bello es vivir” que los problemas se solucionan en el minuto 70 cuando todos los que han seguido silenciosamente tu vida entre bambalinas, entran en escena para evidenciar la veracidad del karma. No. En el mundo real los actores no hay cambios repentinos de guion, ni finales felices. De hecho no hay ni siquiera guion, e improvisamos francamente mal. Así que toca curarse del delirio de Truman y seguir la disciplina de de las 4A’s; aguantar, aclarar, adaptar y avanzar. Y esto que suena tan bien pero que me acabo de inventar, es fundamental para sobrevivir hasta que venga la dichosa vacuna, que igual que las famosas armas de destrucción masiva iraquíes, empezamos a sospechar que no aparecerá jamás.

Y es que hablamos de vuelta a la nueva normalidad. Pero la normalidad puede ser nueva, pero el cómo volver a ella, de nuevo no tiene nada. La tecnología nos ha hecho creer que estamos viviendo un momento de sobre comunicación, cuando tal y como lo veo yo, estamos en un momento de infra comunicación interpersonal. Cierto es que las compañías siempre han sido más proclives a hablar que a escuchar a sus empleados, y que estos por miedo, timidez o costumbre, nunca han sido muy dados a hablar. También es cierto que en la era BC (BeforeCovid) una de las principales funciones de la comunicación interna ha sido la de potenciar la creación de espacios, momentos y dinámicas de conversación donde personas y compañías hablen con naturalidad y franqueza. Pero con el lío este del IC (In Covid) parece que hemos perdido esa capacidad de escuchar y hablar, y así no habrá ni volver, ni nueva, ni normalidad.

Pues de eso va lagranconversaccion, de propiciar el diálogo entre empresas y compañías, e involucrar a ambas partes en la reconstrucción. Pero ojo, que aquí entra también en juego un factor muy importante, y es que este diálogo ha de fluir dentro de las fronteras culturales de la compañía, porque ahora más que nunca los fines no deben justificar los medios, pues se corre el riesgo de pérdida cultural, y sus repercusiones a corto y medio plazo pueden ser demoledoras. Es decir, que tanto en las expectativas como en las realidades se ha de tener muy presente el propósito, la misión y la visión de la compañía, y no solamente los condicionantes económicos o reputacionales.

lagranconvesaccion

En el campo laboral el COVID lo ha cambiado todo, y la forma en que nos relacionamos entre nosotros, más. Las comunicaciones durante el tiempo de confinamiento han sido básicamente unidireccionales y por ende, muchas de las conclusiones sobre estados anímicos y situaciones profesionales y personales, también. Ahora nos vuelven a mandar a la casilla de salida, y la 63 del final con las dos ocas entrelazando sus cuellos cada vez se aleja más. Y el momento Ricky Martin del un pasito pa´lante, y un pasito pa’atras empieza a dejar de tener gracia. En este panorama de incertidumbre solo hay un camino, avanzar hacia adelante, y eso es algo que han de hacer todos juntos. Es por eso que hablar es fundamental para llegar a un entendimiento que permita avanzar en común hacia el mismo destino, y unir fuerzas para que se den hacia donde se den los pasos, se haga juntos.

Pero claro, estamos en casa, y algunos confinados de nuevo. ¿Cómo hablamos? Bueno, por suerte la tecnología está de nuestra parte, y establecer dinámicas participativas mediante el uso de aplicaciones de sencilla instalación y manejo, nos permite emular con resultados muy similares e incluso más veraces, a las obtenidas con dinámicas presenciales de la era AC. Como siempre la clave de la escucha está en la habilidad para seleccionar muestras representativas de las dos partes, en la capacidad del conductor para motivar a la participación activa y efectiva que permita sacar conclusiones veraces, y en la maña para manejar los resultados y sacar las líneas de actuación más acordes a las expectativas de personas y compañías, a la realidad de la situación actual de la economía y la empresa, y por supuesto, todo dentro de su marco cultural. Vamos, malabares…

Pero la realidad es que funciona, pues reconectando se consigue activar el engagement necesario para aunar esfuerzos y potenciar la recuperación, manteniendo los principios culturales. Y es ahí donde incluso se puede hablar de crecer horizontal o verticalmente sin que parezca el típico humo de los gurús que como las setas con la lluvia, proliferan en tiempos como este. Y he guardado para el final lo mejor y más importante, y es que normalmente estos procesos suelen desestimarse por un tema de costes y tiempos. lagranconversaccion es una metodología adaptada para dar respuesta rápida y efectiva a la problemática de cada compañía y por supuesto, a un coste de lo más razonable. Porque como decía el otro día con más intención que acierto un ponente de un webinar al que me invitaron; ni bla bla bla, ni bli bli bli. Ha ble ble ble mos… Así que ya sabes, si quieres potenciar el engagement de las personas y reactivar la recuperación, nos vemos en www.lagranconversaccion.com y hablamos ahora. Luego, puede ser ya tarde…

Porque esto es misterhello y estamos para eso, para hablar de comunicación interna de una forma diferente.¿Hablamos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres que te avise cuando saque un nuevo post?

Introduce tu email y serás el primero en enterarte de mis novedades!

¡Gracias! Te llegará un email para confirmar tu suscripción

Pin It on Pinterest