BASADO EN HECHOS REALES…

LXVI | EL EFECTO DE LOS RAYOS GAMA SOBRE LAS MARGARITAS Y LOS DAIKIRIS…

José Manuel Hernando

Director Creativo Ejecutivo Aleggría Comunicación

Cuando leas esto, es posible que ya se haya acabado el mundo. O quizás no. Lo que sí es más que probable es que estés de vacaciones. No es mi caso, pero no falta nada. La banda sonora de este post son los beach boys como no podía ser de otra forma, porque vamos a ver 10 cosas que hacer en verano más allá de comportamientos autistas solaniegos…

Todos los años la misma historia, llega julio y parece que se acaba el mundo. Y es que todos quieren irse de vacaciones con la satisfacción del trabajo bien hecho o por lo menos, bien encauzado. Clásico de las vacaciones son los famosos concursos que incomprensiblemente son convocados la última semana de julio con fecha de presentación la primera de septiembre, que prefiero no mentar por no tentar al diablo…

El ser agencia tiene su aquel, porque durante este mes tienes que acarrear con tus prisas propias y las del resto de tus clientes. Las solicitudes inéditas, los plazos imposibles, los briefs apresurados, las reuniones atropelladas están a la orden del día. Pero tiene fecha de caducidad, matemáticamente el 1 de agosto, día más, día menos. Salvo que tengas un cliente que haya decidido adelantar sus vacaciones para adelantar trabajo durante las tuyas, cosas que por suerte no suele pasar.

La cuestión es que si has sobrevivido a este mes del fin del mundo y tienes y has conseguido organizarte con tu equipo, lo más probable es que ejerzas tu derecho a disfrutar del periodo estival. Pero el interrumpir nuestra labor laboral no debe significar entrar en fase rem hasta el 1 de septiembre. El verano además de ser un momento ideal para tomar cervezas con los amigos, tomar el sol sin control, tomar paella con la familia, tomar el pelo a los turistas japoneses, o tomar cócteles imposibles a la luz de la luna, también es el momento ideal para que entre toma y toma, nos tomemos algo más vinculado a los placeres del espíritu o del intelecto.

Aquí comparto diez ideas para llenar de forma teóricamente práctica este periodo aciago.

IDEAS VERANO

Foto Original:

Cartel película “El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas”

1973

Paul Newman

UNO. El clásico, leer un buen libro. No digo leer un libro, hablo de no perder el tiempo con lecturas vacías o inútiles y emplearlo en algo que de verdad nos sirva y nos haga disfrutar. Por ejemplo una gran novela, Patria de Aramburu. (ver >) o uno de comunicación interna en inglés, creo que de descarga gratuita, que me recomendó mi amiga Laura: Disrupting the Function of IC (ver >). O la recomendación de Don David, Sapiens, de animales a dioses de Yuval Noham, una apasionante historia de la humanidad (ver >). O el recorrido por los pensadores más importantes del mundo en Pensar rápido pensar despacio de Daniel Kahneman (ver >). Como ves un poco de todo y poco de nada. Y adjunto a cada recomendación te dejo el enlace de Amazon por si lo quieres tenerlo mañana en tu punto de veraneo…

DOS. Otra gran idea, formarte en por ejemplo, marketing online. Hay muchas plataformas online para seguir cursos a distancia, pero sin duda el mejor según mi opinión, es Joan Boluda. Por tan solo 10€ al mes más de 1700 vídeos sobre todo tipo de temas online. Pruebalo un mes y no lo dejarás… (ir >)

TRES. Escribir no es mala idea. Dicen que a escribir se aprende escribiendo, y es cierto. Si escribes 10 páginas al día, en un mes puedes tener casi un libro. Tan solo dedícales un par de horas al día, mejor las de la mañana, y pronto verás los resultados. Un consejo, avanza y no vayas para atrás hasta que no lleves mínimos 50 páginas…

CUATRO. Aprender idiomas. Hay muchos métodos para aprender inglés, francés, ruso o esperanto, pero para mi el más simpático y práctico es duolingo. Es muy práctico y te permite aprender jugando y hasta donde yo sé es gratis. Puedas entrar al site (ir >) o descargarte el app, pero busca un punto wifi, te comerá los datos…

CINCO. Hacer un blog. Esto daría para un post o un blog entero, pero yo inicié mi blog el verano pasado tras una larga conversación con mi amigo Sergio. Pensar una temática, tu valor diferencial, el enfoque, el nombre y la esencia es un buen punto de arranque. José Fachin te lo cuenta un poco por encima (ver >) pero si buscas hay muchos recursos gratuitos o de pago…

SEIS. Crear o mejorar tu reputación online. Lo que ven los demás en internet es lo que eres. Y si no estás, no eres. Cuidar el perfil de linkedin, abrirte un google+, actualizar twitter, controlar la privacidad de Facebook, tomar como rutina publicar en Instagram o probar con Pinterest es algo complicado de hacer en el año, pero posible en los tiempos muertos de verano. Y empieza septiembre con un perfil nuevo…

SIETE. Ver una serie. Yo soy un clásico. Sin duda la mejor, Juego de tronos. Y si todavía no la has visto, Breaking bad. Y si eres más de conspiraciones, House of Cards o The WIre. Y para pasar un buen rato, Loui. O comedias ligeras como Better of Ted. En fin, un universo de posibilidades…

OCHO. Aprender con Ted. Engancha todo. Su formato, sus temáticas, sus formas, su puesta en escena, su lenguaje, su fondo, su forma… Está claro que cada vídeo de Ted abre una nueva puerta en nuestro cerebro. El verano es un momento ideal para repasar algunos de los mejores. Ver aquí> el enlace a la versión española…

NUEVE. Escuchar podcast. Yo me enganché a ellos casi a la par que al blog. Mis preferidos son Marketing online de Boluda, Nadie sabe nada de Berto Romero y Buenafuente, El arte de presentar de Gonzalo Alvarez, The Success Academy de Victor Martin, y Sin Audiencia para escuchar cine. Tan solo entra en la app de podcast, busca y descarga lo que quieras, y escúchelo mientras haces ejercicio, practicas el paseo, tomas el sol, o durante las siestas ajenas…

O/Y DIEZ. Leer misterhello.com. Este es mi post 66, casi casi el número de la bestia. Y durante este año de once meses he intentado hablar de todo de forma desenfadada. Empezar por este e ir yendo marcha atrás hasta llegar al primero es un ejercicio de lo más recomendable. No sé si siguiendo mi ejemplo conseguiré engancharte para que cumplas el quinto punto, pero lo que sí creo es que pasarás un rato de lo más agradable. Eso espero…

Y hasta aquí el post. Que paséis un buen verano que yo me voy para Asturias, patria adoptiva querida. Nos vemos en septiembre para seguir hablando de comunicación interna. Buenas vacaciones  a todos menos a uno. : )

Porque esto es misterhello y estamos para eso, para hablar de comunicación interna de una forma diferente.¿Hablamos?