BASADO EN HECHOS REALES

CCLXII | LOS 10 PRINCIPIOS DE NIKE. O CÓMO TENERLO CLARO DESDE EL PRINCIPIO

misterhello
Jose Manuel Hernando

Director Creatividad Estratégica ATREVIA

En 1977 cuando Nike todavía era Blue RIbbon un jovencísimo Director de Marketing llamado Phil Knight sentó las bases de lo que iba a ser una de las mayores compañías del mundo. A través de un sencillo decálogo escrito a máquina expresó el carácter rebelde e inconformista que debían tener las personas que trabajaban en al compañía.Un gran ejemplo de comunicación interna que 50 años después sigue de máxima actualidad, y que me parecía interesante recordar aquí, en misterhello. Porque a veces para ver el futuro, tan solo hay que mirar al pasado. Veamos. Leamos…

Hay documentos como la declaración de independencia o la carta de los derechos humanos que se conservan en la memoria colectiva por su indudable valor histórico. Otros como el discurso de Marthin Luther King o el de Steve Jobs por su enorme influencia. Y por supuesto extractos de la Biblia, el Corán o el Tanaj por su atemporal trascendencia. Pero en comunicación también hay varios escritos que han pasado a la historia para inspirar e iluminar a cada nueva generación de comunicadores. Y este es el caso que nos atañe.

Con el lanzamiento de de la película AIR de Ben Affleck se resucitó uno de estos grandes documentos que aunque siempre ha estado presente en escuelas de negocio y blogs de comunicadores, nohabía trascendido al gran público. Este decálogo contrariamente a lo que siempre se ha dicho, no lo creo Phil Knight, fundador de la firma, sino Rob Strasser, su Director de Marketing. Hablamos de unos tiempos en los que como se refleja en la película, Nike se encontraban a años luz de sus competidores.

A veces cuando se habla de cultura corporativa me recuerda lo que supuestamente decía Groucho Marx “Estos son mis principios pero si no le gustan, tengo otros”. Vale, compro lo del todo cambia y nada permanezca, pero revisar los valores cada vez que es año bisiesto tampoco es de rigor, no? Lo bien hecho bien parece, y los de Nike es más que evidente que lo hicieron bien porque muchos de los trabajadores que estaban en activo en aquellos convulsos años 70 conservan copias del documento original fotocopiado que repartió Phil. Y vamos, eso es como para que te den el 100% del bonus, no?.

nike

Foto Original:

Cartel película «Magic Mike»

2012

Steven Soderbergh

En una traducción muy de andar por casa de los diez principios de Nike, y una más que libre interpretación de los mismos, vamos a ver si son tan super como dicen.

1. El cambios es nuestro negocio

Pfff, bestial. Es ese concepto que tanto me gusta usar de “estar en eterno modo beta”. Porque sí, como se demuestra la posicion horizontal de los domingo por la tarde o la expansión de una cerveza cuando cae al suelo, la tendencia natural de las cosas es estar en reposo. Y para una empresa parar es la mejor forma de que sus trabajadores estén en el paro. Como decía mi abuela, “agua pasada no mueve molino” y con eso no diga ná y lo digo tó.

 

2. Estamos todo el tiempo a la ofensiva

Sí, parece agotador, pero me descubro ante esta afirmación porque sin duda, es lenguaje de líder en estado puro. Como dijo Tsun Tzu, la mejor defensa es un ataque, y educar a tu gente en ello es la clave para ver más allá. Es por eso que Nike no necesita defenderse de ningún ataque, porque siempre va a varios años luz por delante de sus competidores…

 

3. Creemos en los resultados perfectos, no en los procesos perfectos. Rompe las reglas; lucha contra la ley

Este punto no lo entiendo del todo. Es verdad que da igual el tiempo, recursos, cariño o dedicación que emplees en algo, pues lo importante siempre son los resultados. Pero lo de que los medios justifican los fines, supongo que en los 70 funcionaba, pero no hoy. Y por supuesto lo de luchar contra la ley me lleva a territorios oscuros de ilegalidad e inmoralidad. No sé, espero que de este punto  hay matices que se me pierden con la traducción…

 

4. Esto tiene que ver tanto con la batalla como con el negocio

Este sí que me encanta. Por lo que sea, la gente admira la fortaleza y repudia la debilidad. Y aquí es donde vuelvo a sacar a Tsun Tzu cuando hablaba de no confundir la piedad con la debilidad. Da igual que sea el patio de un colegio o el patio de la bolsa de Madrid; el enemigo aprovechará cualquier flaqueza para vencerte. Esto es así. Y vale, sí, un empleado no es un soldado. Pero si hay batalla, lo que se espera de él es que sea fuerte y luche,no?…

 

5. No des nada por sentado. Asegúrate que la gente cumpla lo que promete. Empujaos a vosotros y a los demás. Da de ti todo lo que sea posible.

Yo creo que aquí se habla de compromiso sin paliativos. Es algo que debería venir de serie pero que parece que es un extra que hay que recompensar con el bonus de final de año. Y no, no habla del fallido concepto que tan de moda se puso hace un par de años de “intraemprendimiento”. Habla de ser profesional y hacer que todos lo sean. Ni más, ni menos…

nike

6. Vive en la tierra.

Aunque en aquellos 70 lo que lo petaba era el hippismo, el budismo y el naturismo, este no es un punto buenrollista para salvar el planeta. Me da que de lo que habla es de ser realista. De soñar pero con los pies en la tierra. De proponer ideas creativas locas pero con cordura. Y por supuesto, de no pensar que con dinero se soluciona todo…

 

7. Tu trabajo no está hecho hasta que el trabajo está hecho

Lo queramos ver o no, seguimos sumergidos en la cultura del calentar la silla. “Si hay que estar, se está, pero a mí no me pagan horas extras” es un clásico de la sala de vending. Es lo que hay, y es más que evidente que si nada cambia de verdad, la nueva propuesta de Sumar solo hará que se nos caiga el boli una hora antes. Pero la culpa no es solo de los trabajadores. El que las empresas cambien la cultura presencial por la orientación al cumplimiento de objetivos es más difícil que doblar una sábana con elástico. Porque lo de no tener hora ha de funcionar en los dos sentidos, no? Pues eso…

 

8. Peligros: La burocracia. Ambición personal. Ladrones de energía frente a generadores de energía. Conocer nuestras debilidades. No asumir más de lo que podemos hacer.

El mejor punto, me encanta, pero me resulta curioso que tantos años después no hayamos sido capaces de derrocar prácticamente a ninguno de ellos, sobre todo la burocracia. Pero sí me consta de primera mano que para ellos, para los de Nike, todo esto es muy importante, y es un “must” en sus procesos de selección, sobre todo en lo que a ser ladrón o generador de energía respecta. Algo para mi vital…

 

9. No será bonito.

Me vienen a la mente multitud de citas de Clint Eastwood incluyendo el término “nenaza”, que no me atrevo a plasmar por el qué dirán. Y es que estamos tan acostumbrados a los finales made in Hollywood que olvidamos que el mundo no es como el del Mago de Oz. Bueno, tampoco es un mundo como el de MadMax donde todo es lucha, pero sí es verdad que lo normal es que para que alguien gane, alguien debe perder. Lo siento mucho, la vida es así, no la he inventado yo…

 

10. Si hacemos las cosas bien ganaremos dinero casi de forma automática.

Y llegamos a la última, y me parece impresionante. Y es que es verdad que no debemos olvidar que una empresa no es una ONG. Su razón de ser no es crear un mundo mejor ni hacer que la gente sea feliz. Una empresa está para ganar dinero, y punto, aunque por supuesto nunca debe entrar en el brumoso territorio del “todovale”. Y estoy de acuerdo en que si se hacen las cosas bien, el dinero llega, y vaya si llega. A ellos exactamente 45.000 millones de euros en ventas en el último año. Algo estarán haciendo bien, no.…?

Está claro que este es el típico compendio fundacional que a todos nos hubiera gustado escribir, y que todos desearíamos nos perpetuara. Su clave es la simplicidad, la honestidad y la cercanía. Más allá de lo que dice está el cómo lo dice, pues una de las claves de su éxito es que está redactado sin florituras, con lenguaje llano y yendo directamente al grano. Aquí lo dejo por si puede servir de algo a alguien. Y cierro con un claim que seguro que han usado cienes y cienes de veces en su comunicación interna; si queremos hacer algo, tan solo hagámoslo. Mola, no?

Porque esto es misterhello y estamos para eso, para hablar de comunicación interna de una forma diferente. ¿Hablamos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres que te avise cuando saque un nuevo post?

Introduce tu email y serás el primero en enterarte de mis novedades!

¡Gracias! Te llegará un email para confirmar tu suscripción

Pin It on Pinterest