Vencer no es convencer

Siempre que pienso en motivación recuerdo esta escena de “El año de la garrapata”. Puede parecer irreal, pero una vez conocí a una persona así. Acabó mal. Nunca entendió la diferencia entre vencer y convencer y ni venció, ni convenció…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres que te avise cuando saque un nuevo post?

Introduce tu email y serás el primero en enterarte de mis novedades!

¡Gracias! Te llegará un email para confirmar tu suscripción

Pin It on Pinterest