BASADO EN HECHOS REALES…

V | EL CASO DE LA EJECUTIVA QUE PROBÓ UN CINTURÓN DE ELECTROMUSCULACIÓN

José Manuel Hernando

Director Creativo Ejecutivo Aleggría Comunicación

Un relato de mi vida profesional anterior a esto de ser creativo en Agencia, pero que es un caso claro de cómo con interés y un poco de atención se pueden instaurar rutinas de Comunicación Interna en las empresas…

Antes de que diera el gran salto de cliente a agencia trabajé en uno de los sectores más curiosos y extraños del mundo del marketing; la televenta. A través del amigo de la amiga de un amigo, me ofrecieron dirigir el departamento de marketing de Antena3Directo, la división de televenta de la conocida cadena televisiva. Al principio me sorprendió el ofrecimiento, pues aunque veía la tele y tenía experiencia en venta, no tenía ni la más remota idea de ese mundo. Pero viendo reto en ristre, acepté

La razón de buscar un perfil profesional como el mío tan diametralmente opuesto al esperado era, según me confesaron en la entrevista, porque querían que alguien proveniente del mundo del marketing online y con una visión sin juicios y algún prejuicio sobre el universo de la teletienda, aportara un nuevo enfoque de marketing que les permitiera actualizar e impulsar tan poderoso canal de venta.

No voy a entrar en lo extraños y complejos que fueron esos tiempos durante los que intenté casi de todo, casi sin éxito. Y es que descubrí que todas las peculiaridades comerciales, estéticas, promocionales, actorales, visuales y funcionales de eso que llaman tele tienda, tenían sus porqués, y sus porqué no.

Sé que esto es un blog de comunicación interna. Ya llegaremos. Te pido un poco de paciencia…

Foto Original:

Cartel película «Joy”

2015

David O. Russell

A lo que vamos. No podía vencer al enemigo, así que decidí unirme a él. Dejé de mirar hacia fuera y empecé a mirar hacia dentro. Y lo primero que vi era que todo en la compañía era y se hacía de forma extraordinariamente mecánica. Todo seguía un patrón de comportamiento fijo y prefijado. Todo era frío, rutinario, automático y racional. Todos tenían claro cuándo entraban y cuándo salían, dónde empezaba y dónde acababa su trabajo, cuál era su responsabilidad y cual no. No se compartían éxitos ni tampoco fracasos. No se comprendía porqué se hacían las cosas ni importaba a qué se dedicaba el compañero de mesa. Nadie proponía nada porque nadie preguntaba nada. Y lo más grave de todo, no se probaban los productos

Bien. Pues lo primero que hice fue pedir que tiraran las paredes de los despachos. No sé ahora, pero por aquel entonces el poder de alguien se medía por el número de televisores que tenía frente a su mesa. Yo tenía tres. Supongo que mi antecesor debía ser alguien muy importante, pero a mí personal y profesionalmente me importaba más bien tirando a nada.

Así que libres de muros y mamparas, compartiendo todos un espacio común sin distinciones ni barreras, empecé a trabajar el cambio interno que impulsaría, creía yo, el cambio externo. Introduje pequeños detalles de ambientación visual o musical para hacer el entorno más agradable. Instauré los desayunos de trabajo para que todos supieran a qué nos íbamos a enfrentar cada uno durante el día  y aportaran algo si lo estimaban oportuno. Impulsé la cultura del reconocimiento y la celebración de forma natural y espontánea. Apoyé la adopción de beneficios horarios para personas con cargas familiares. Y lo más importante, invité a todos a probar nuestros productos…

“Crear un buen ambiente de trabajo es tarea indispensable para todo aquel que se haga llamar “buen líder

Artículo publicado en Brainstormer
Blog de Marketing y Comercial

Y en poco tiempo, los resultados empezaron a ser los esperados. Los desayunos matinales se convirtieron en espontáneos brainstorming y encuentros interprofesionales. La motivación e involucración del equipo se disparó exponencialmente. Los resultados comerciales mejoraron sustancialmente la mayoría de los parámetros. Se optimizaron las negociaciones con cadena para obtener emplazamientos más ventajosos. Se propusieron y testaron con éxito nuevas posibilidades de comercialización de productos y servicios. Se creó una plataforma de comercio electrónico con más ganas que medios, que en poco tiempo liquidó gran parte del stock sobrante del almacén. Incluso surgió una pareja de la que desconozco si terminó fraguando.

Me gustaría que el final de la historia hubiera sido un pequeño corto a cámara lenta y banda sonora de Forrest Gump, en la que un grupo de sonrientes empleados con flores en el pelo y vestidos vaporosos me sacaban en hombros de la oficina mientras un sol almibarado se enredaba en nuestro pelo. Pero no. Dentro de la negociación de compra del 25% de Antena3 por parte de Grupo Planeta estaba potenciar su propia división de Televenta. Así que todo lo que pensamos, hicimos y conseguimos se perdió como lágrimas en la lluvia.

Pero esa primera experiencia de Comunicación Interna surgida de forma tan espontánea me ayudó en mi decisión de dar el salto de cliente a agencia cuando me hablaron de aleggría comunicación. Pero bueno esa, será otra historia

Hola. Soy Mister Hello y estamos hablando de Comunicación Interna. ¿Hablamos?

Y LA PRÓXIMA SEMANA HABLAREMOS DE…

¿Cuál es la denominación más adecuada para el área de RR.HH?

Yo no gano nada. Tú no pierdes nada. Contacta conmigo. Deja aquí tus datos para que hablemos y sigamos hablando de Comunicación Interna.

O si lo prefieres, deja un comentario un poquito más abajo. Gracias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres que te avise cuando saque un nuevo post?

Introduce tu email y serás el primero en enterarte de mis novedades!

¡Gracias! Te llegará un email para confirmar tu suscripción

Pin It on Pinterest