SOBRE COMUNICACIÓN INTERNA

XXXII | OPINÁTICA; EN COMUNICACIÓN INTERNA NO ES CUESTIÓN DE SER EL MÁS LISTO…

José Manuel Hernando

Director Creativo Ejecutivo Aleggría Comunicación

Todos tenemos opinión sobre todo, pero imponerla es peligroso. Sumar las opiniones de todos y hacer algo con ello es positivo. La opinática ha de ser algo democrático y universal, pero tampoco sin volverse locos preguntando todo a todos en todo momento…

La primera vez que oí hablar del término fue en un podcast de Joan Boluda, y ya ahí decía que no era un concepto suyo. Poniéndonos academicistas, por opinática entendemos un proceso de diagnosis basado en percepciones, sin haberlas contrastado por ningún tipo de método analítico o científico. Es decir, el famoso “pues yo opino que…”

Según esta ciencia infusa, la experiencia, el buen gusto, el olfato o el sexto sentido del alguno de los dirigentes de la compañía es el procedimiento más óptimo para la toma de cualquier tipo de decisión. Este método tan proclive a genera controversia y discusión, empezó a ser sustituida por técnicas de investigación de mercado y estrategias de marketing allá por los años 50, aunque en comunicación interna todavía se sigue empleando con absoluta naturalidad.

propositos de año nuevo

Foto Original:

Cartel película “Yo confieso”

1953

Alfred Hitchcock

Cierto. Hoy nadie en su sano juicio se arriesga a proponer seguir una estrategia empresarial o de comunicación externa sin haber estudiado o analizado su conveniencia y repercusiones. Yo que he trabajado en departamentos de marketing de grandes compañías en un pasado profesional cada vez más lejano, participaba activamente en la elaboración de esos planes de marketing trabajando codo con codo con investigadores de mercado, analistas, consultores y profesionales del marketing y la comunicación. Y eso era así porque el proceso de análisis, diagnóstico y diseño era fundamentales para el éxito de la compañía. En aquel entonces, la opinión era algo que cada uno, nos la dejábamos en casa

Por eso me sorprendió tanto que al dar el salto a esto de la comunicación interna, la opinática está a la orden del día. Parece que por una especie de inspiración divina, los mandos saben qué quieren las personas, cómo lo quieren, cuando lo quieren y por qué. Y nada más alejado de realidad…

Cuando una compañía contrata una agencia de comunicación interna para realizar una consultoría sobre canales, procesos o personas, normalmente lo hace para corroborar lo que ellos ya saben. De alguna forma, necesitan contrastar científica y metodológicamente lo que ellos opinan por alguien de fuera, para que “sus mayores” les den carta blanca. Lo realmente sorprendente es que los resultados no siempre son los esperados…

“Al final se trata de eso, de compaginar empatía con asertividad…”

Artículo sobre Opinión y Opinática

Blog de Elia García-Saura . Marketing, Comunicación y Ventas

Yo he participado en acciones de consultoría en los que se han descubierto y evidenciado necesidades o malestares que ni siquiera las áreas de comunicación o RRHH habían contemplado, visto o avistado. Hablamos de temas como canales de comunicación, beneficios sociales, cadenas de mando o percepción de la marca. Ante esto, hay empresas que optan por escuchar y modificar su opinión. Otras sin embargo, deciden golpear los datos hasta que estos dicen lo que quieren escuchar. Bueno, allá cada cual…

Por supuesto no quiero quitar valor a la opinática. Gracias a que Steve Jobs opinaba que un teléfono móvil era algo más que un objeto transportable con lo que poder comunicarnos verbalmente con otros, hoy tenemos un iphone en la palma de nuestras manos. Bueno, los más afortunados. O gracias a que Elvis Prsley opinó que el rock no era una música exclusiva para una minoría étnica, hoy tenemos maravillas como esta (ver vídeo >) . Pero por suerte o por desgracia, no todos somos Elvis ni Jobs. La opinática ha de existir pero de forma universal y democrática. Pero sin pasarse, ojo…

No se trata de que todo el mundo opine ni que se opone de todo, pero tomar las opiniones de las personas a través de encuestas de clima, desayunos, buzones, test o cualquier otro método de recogida de información es una base muy apropiada para crecer, encontrar nuevas vías,optimizar procesos, mejorar el clima laboral, corregir deficiencias internas…

Todos tenemos opinión, conocerla y compartirla es la clave del éxito. Porque preguntar como mínimo una vez al año, como que no hace daño, no?.

 

Hola. Soy Mister Hello y estamos hablando de Comunicación Interna. ¿Hablamos?