BASADO EN HECHOS REALES

CXXII | LEROY MERLIN: PSICOANÁLISIS A UNA EMPRESA EN QUE LAS GENTE TRABAJA EN LO SUYO

MISTERHELLO
Jose Manuel Hernando Llorens

Director Creativo Ejecutivo Aleggria Comunicación

Me gusta analizar a las empresas y ver si son lo que quieren, lo que creen o lo que deben ser. En este caso quiero ir más allá y aplicar la teoría de Freud para psicoanalizar a una compañía con nombre de apellido. En este post tumbo en el diván a Leroy Merlin para ver si eso de que es una gran empresa para trabajar es lo que realmente es o sencillamente, lo que le gustaría ser. Veamos. Leamos…

 

Empezamos fuerte. Vamos con un poco de teoría del psicoanálisis de Freud versión todo a cien. Freud decía que la personalidad humana era el fruto del conflicto entre la satisfacción de nuestros instintos animales y los límites que la sociedad y nuestra propia humanidad impone. Para comprender según esta teoría la dinámica de la mente, establece tres sistemas bien diferenciados que interactúan constantemente entre sí, el ello, el yo y el superyo. Veamos cada uno de estas estructuras introduciendo conceptos de adaptabilidad al entorno empresarial…

El ELLO es el mundo real. Más que lo que hacemos, es lo que creemos tenemos que hacer. Son los medios justificando los fines. Es el tirar por la calle del medio para satisfacer de forma inmediata el cumplir con los objetivos comerciales. Es la causa de que muchas empresas sobrevivan y el efecto de que muchas no lo consigan. Es la razón de la mayoría de las llamadas al departamento de atención al cliente. Es el motivo de los comentarios de algunos empleados envenenando las redes sociales…

El YO es lo que aprendemos a ser. Es satisfacer al Ello pero mirando más a largo plazo. Es el equilibrio entre lo conveniente y lo necesario. Es la voz de nuestra razón guiada por nuestro corazón. Son todas las iniciativas no vinculadas a resultados pero que tienen un trasfondo práctico. Es el marketing aplicado a los recursos humanos. Es la capacidad de adaptarnos a cada momento y a cada necesidad. Es nuestra esencia y nuestra supervivencia…

El SUPERYO es nuestra parte más emocional y espiritual. Es el dar sin, en teoría, esperar nada a cambio. Es el cómo nos gustaría vernos y que nos vieran. Es el contrapunto al ELLO y el contrafuerte al YO. Es la forma en que se limpian errores y pecados y el concepto al que recurrimos cuando hablamos de personas. Es el rostro más humano de algunas empresas y la humanización del rostro de otras…

Visto y listo. Voy a intentar ahora bajar estos conceptos a Leroy Merlin y a ver qué sale.

valores corporativos

Foto Original:

Cartel película “Un método peligroso”

2011

David Cronenberg

Todos conocemos la compañía y pocos sus grandes números. Aquí van algunos de ellos: 89 el año en que desembarcó en nuestro país. 74 los centros que ha abierto desde entonces. 10 los miles de trabajadores. 52 el promedio de mujeres. 2 los miles de millones de euros de facturación del pasado año. 61 los millones de visitantes al año. 84 el ratio de proveedores nacionales. 41 los miles de productos en tienda. 150 los miles de referencias bajo pedido. 80 el porcentaje de empleados con sueldo fijo. Y lo más sorprendente, 93 el porcentaje de empleados que tienen participaciones de la empresa

Y es que antes de que se pusiera de moda el término de “intraemprendimiento” del que ya hemos hablado hace unos posts, ellos llegaron solos a la conclusión de que nadie trabaja mejor que para sí mismos y por ello, hacer “dueños” de la compañía a los empleados era mejor que una buena idea. “Cada uno de nosotros hace mejor a los demás” es una frase que comparte su Director General en una entrevista con motivo del reconocimiento de una de las mejores empresas para trabajar. Pero esto no solo son palabra. Así durante la crisis Leroy Merlin repartió más de 124 millones de euros entre sus empleados en concepto de políticas de participación en base a los resultados de cada centro y los beneficios obtenidos en todo el territorio nacional.

A nivel de Comunicación Interna, Leroy Merlin lleva muchos años adelantando la transformación digital formando a su plantilla para que se adapte un nuevo modelo de negocio que combine su esencia de retail con un nuevo concepto de omnicanalidad. Este cambio implica una involucración por parte de sus profesionales que deben interiorizar esta necesidad y evolucionar sus aptitudes (y por supuesto actitudes) digitales para estar a la altura de las circunstancias. Prueba de que este esfuerzo está dando sus frutos es que han conseguido que más de 200 personas de plantilla actúen como embajadores de marca a través de una plataforma con nombre de película de Alex de la Iglesia, La Comunidad, donde además de ofrecer contenido de calidad a sus más de 20.000 usuarios registrados, ponen todo su conocimiento profesional para resolver sus dudas y atender a sus comentarios.

Otra cosa que me llamó mucho la atención es que son los propios empleados los que en base a las observaciones, percepciones y resultados de su entorno laboral, gestionan pedidos, determinan ubicaciones e incluso creo, implementan promociones. Porque cierto es que no es lo mismo saber que conocer y lo que de verdad saben son ellos…

Y luego hay cosas como su compromiso con la Responsabilidad Social Corporativa que articula bajo el Plan “Demos vida a un hábitat mejory donde mediante un gran número de iniciativas en las que son los propios empleados los dinamizadores buscan cambiar hábitos de conducta y consumo en su área de influencia para mejorar el entorno. No importan las intenciones reales que desvela Ignacio Sánchez en una entrevista “Queremos transformar nuestros clientes en fans, tenemos que acompañarles, no solo venderles…” Lo importante es que lo hacen mucho y bien y eso, es de agradecer…

U otros temas que hoy en día igual que el valor, se les supone, como el plan de igualdad de trato de oportunidades que además de garantizar la igualdad laboral y retributiva en la compañía, busca facilitar la conciliación entre vida laboral y familiar, instaurando una cultura de meritocracia como base fundamental de desarrollo. Y según cuenta su responsable de Comunicacion Institucional y RSE, desde que se arrancó el proyecto hace cuatro años se han implementado 98 de las 108 medidas negociadas, lo que sin duda significa que en esto de la igualdad y la conciliación, se lo toman muy en serio

valores corporativos

Y así podríamos seguir eternamente, pero no quiero. Vamos a dejar que el movimiento se demuestre andando y veamos lo que dicen los reconocimientos oficiales: 20º posición en el monitor empresarial de reputación corporativa Merco Empresas 2017. Certificación Top Employer por quinto año consecutivo sobre mejores prácticas en RRHH. Puesto 34º como empresa más atractiva para trabajar según el estudio de Merco Talento Universitario. 9º mejor empresa para trabajar según el prestigioso ranking GPTW. Y la lista sigue…

Y ahora, veamos qué es lo que dicen los propios empleados y para ello, vayamos a una de las páginas de referencia para críticas o alabanzas, indeed. La mayoría de los comentarios son muy positivos, aunque contrastan algunos que de tan demoledores, parece mentira hablen de la misma compañía. Según he visto esta dicotomía se produce igual que lo comentado hace unos posts de Amazón, en función del centro de trabajo y el puesto que desempeñen, siendo más críticos los puestos que no precisan cualificación profesional como es el caso de un cajero o de un mozo de almacén.

Otros comentarios sobre los turnos o los sueldos creo que forman parte implícita de las exigencias comerciales y de los requerimientos del propio sector que del esfuerzo de la compañía por alcanzar el engagement de las personas, aunque temas como la percepción de favoritismo o la de la escasa promoción interna son lo suficientemente recurrentes como para tomarlos en consideración…

Hay mucho más sobre Leroy Merlin pero creo ya hay información suficiente como para obtener una visión psicoanalítica general. Y el informe podría empezar algo así.

En el caso de Leroy Merlin, el paciente presenta unos síntomas de estrés asociados al entorno competitivo en que le ha tocado vivir y que produce que su ELLO le haga implantar medidas y dinámicas laborales necesarias pero con cierto grado de impopularidad.

Por suerte para el paciente desde hace años viene trabajando un SUPERYO honesto y de largo recorrido que genera tanto interna como externamente una visión del YO asumible y consumible que parece dirigir todas las decisiones y actuaciones del mismo.

Creemos por tanto que la terapia de más platón y menos prozac está funcionando en el paciente y debe continuar con la misma evitando que el entorno haga que su ELLO manipule a su SUPERYO para desoir a su YO, pues correría el peligro de caer en trastornos de neurodesarrollo que provocarían el efecto contrario al perseguido…

En conclusión, creo que Leroy Merlin SÍ es una gran empresa para trabajar, y eso mismo parece se corroborado de forma interna y externa. Y es que me gustan las compañías que tanto desde recursos humanos como desde comunicación interna hacen las cosas bien con todos y para todos, dando y exigiendo con lógica y equidad. Y sobre todo, me encantan las que si dicen que quieren hacer un mundo mejor no se refieren solo a los de arriba, sino que hablan también a los de abajo y de los de fuera, pero de verdad. Oleroy ole ole ole, ole, Merlin. Sin duda una gran empresa para trabajar. Creo…

Porque esto es misterhello y estamos para eso, para hablar de comunicación interna de una forma diferente.¿Hablamos?